Tu neceser de viaje #sinplástico

¿Cosmética? ¿De viaje? No sé yo…

Cuando te decides a viajar una de las cosas que te pueden crear algún que otro dolor de cabeza es el neceser. Si además vas a coger un avión, pues con más razón aún. En los aeropuertos están establecidas una serie de normas en cuanto a tamaños y contenidos que son muy restrictivas. Si viajas con mochila, lo lógico es que intentes llevar cosas que no te ocupen mucho espacio y te sirvan para los días que vas a viajar fuera. Si además intentas hacer de tu viaje algo sostenible, pues la cosa se complica un poco más.

Por esa razón hoy te traigo una entrada un poco especial.

Hoy será Casilda Martín quien responda a algunas de las preguntas que os pueden surgir respecto a este tema. Casilda, dueña del centro de estética Casilda Martín en Burgos (España), siempre ha usado cosmética ecológica en sus tratamientos y en sus productos. Así que cuando me voy de viaje ella sabe qué aconsejarme para llevar en mi mochila de 40L. Ahora tú puedes hacer uso de esos consejos y si quieres, también puedes preguntar cualquier duda que te surja.

¿Qué llevarte cuando tienes una mochila y más de veinte días de viaje por delante?

Por qué decidí apostar por la cosmética BIO

Siempre me han gustado las plantas y los cuidados de la piel. Tengo suerte de tener pueblo y  la amplia variedad de una huerta y un jardín. Lo normal era recolectar flores y hacer pequeños amagos de cosméticos, algo simple y bastante precario, pero que me enseñó a descubrir que no necesitamos mil productos para cuidarnos y mucho menos para conservar y mejorar nuestro aspecto.

Con el paso del tiempo empecé a leer sobre aromaterapia y descubrí que encontrar cosmética con esta base en España era difícil mientras en otros países como Francia o Inglaterra era algo mucho más accesible.  Antes incluso de empezar a estudiar estética siempre fue un fijo en mis viajes: me traía de recuerdo cosmética.

Y al principio era por una cuestión de exotismo: aquí no lo había pero en Inglaterra sí. Una de las marcas precisamente que más me influyeron fue Lush. Cosmética hecha con plantas, frutas y vegetales… Todavía tengo mi caja de lata que compré en Lush allá por el año 2000. Si un día me pierdo, buscadme allí.

Y a raíz de comenzar mis estudios de estética, tuve la suerte de tener a una profesora amante de la aromaterapia y de cosmética natural que me introdujo ya de una manera más enfocada profesionalmente a este apasionante mundo. A partir de ahí ha sido una evolución continua. Y lo que me queda…

Qué llevar en la mochila para un viaje de 15 días

Una de mis máximas es que menos es más, así que lo bueno de ir en mochila es que te conviene aligerar peso reduciendo las cosas que metes y buscando productos multiusos. Te dejo mi lista con las cantidades que necesitarías para esos días:

100 ml de aceite de Jojoba

En realidad es una cera que ayuda a equilibrar la acidez de la piel sin engrasarla, por lo que es estupenda tanto para las pieles mixtas como para las secas. La utilizo como desmaquillante y limpiadora de la cara así como para aceite después de la ducha para hidratar la piel. En pelo se usa a modo de mascarilla, pero mejor lo dejas para usar en casa a la vuelta.

50 grs de manteca de karité

Puedes sustituirla por la de cacao, aunque esta funde a menor temperatura y es peor de trasportar, como el aceite de coco. Con esta cantidad tienes de sobra para usarlo como bálsamo labial, para las heridas de la nariz cuando te suenas constantemente, para nutrir zonas muy secas y para evitar la aparición de ampollas en los pies. También es un excelente portador de aceites esenciales: un poco de manteca junto con un par de gotas de aceite esencial de árbol de té después de la ducha masajeando los pies y evitas que te salgan hongos y te relajas por completo. Es una excelente mascarilla para el pelo, sobre todo cuando se ha quemado por el sol

Árbol de te y lavanda

Suelen presentarse en frascos de 10 o 15 ml y esto sí que te da para varios viajes. Son aceites esenciales que sirven para casi todo. El primero, como un potente antibacteriano de amplio espectro, que lo mismo te ahuyenta los parásitos como te ayuda a refrescar el aliento al usarlo junto con tu pasta de dientes.

El segundo (quimiotipo angustifolia) es la panacea, tiene un montón de propiedades. Es más un medicamento que un cosmético que te sirve como potente  desinfectante de heridas, ayuda a conciliar el sueño y en caso de que te salgan ampollas, aparte de desinfectarlas, hace que la piel se regenere en tiempo record.  Y no te olvides que es la base de muchos perfumes, por lo que lo puedes usar como tal directamente sobre tu piel ya que es de los pocos aceites esenciales que puedes aplicarlos sin necesidad de un aceite portador.

Una pastilla de jabón

Las hay adecuadas para poder usar en pelo y cuerpo e incluso con porcentajes altos en mantecas o aceites para que no necesites usar hidratante después del baño. Los de la casa Cattier, en concreto el de manteca de karité o el de miel de lavanda, son una delicia. ¡Y también sirven para lavar  la ropa!

Protección solar

Esto es imprescindible y muy, muy necesario, porque una quemadura de sol puede hacerte mucha pupa y no solo en el momento, si no en el futuro. Da igual donde vayas de vacaciones, es necesario protegerse como mínimo con un 30 de SPF. Fundamental que sean protectores con filtros físicos.

Muestras

Tu esteticista seguro que tiene muestras de la crema hidratante que uses para que puedas meter en tu neceser. Si no es así, usa un envase más pequeño con la cantidad de crema que necesites. Cuenta que cada vez que te pones crema usas 1 ml aproximadamente. En cosmética natural, la mayoría de las cremas cunden el doble que las de la convencional, así que para 12 días, pues unos 15 ml para no quedarte corta.

Cómo evitar y calmar picaduras de insectos

Si los mosquitos te adoran, llévate un frasco de citronela, lo mismo que te ayuda a calmar las picaduras, te ayuda a ahuyentarlos. Es el aceite más indicado para ahuyentarlos. Si ya te han picado, la lavanda te calma mucho la inflamación y ayuda a que ni se infecte ni te pique. Asimismo, el aceite esencial de árbol de té es muy bueno para quitar garrapatas y ahuyentar pulgas.

Aquí te cuento mi aventura en la Toscana rodeada de mosquitos. Gracias a este consejo pudo sobrevivir. Mosquitos, autostop y una ruta memorable por la Toscana.

Cómo curar heridas, eccemas o ampollas

En el caso de heridas y eccemas, volvemos a lo mismo: el aceite esencial de lavanda. Es la panacea universal que vale para todo. Además, puedes aplicarla directamente sobre la piel, sin necesidad de usar un aceite o manteca portadora. Si la herida está infectada, usa el aceite esencial de árbol de té.

Si quieres curar una ampolla, debes saber que hay que tratarla como una herida normal. Lo mejor es prevenir que no salgan. ¿Cómo? Hidratando muy bien los pies por las noches después de la ducha para que la piel esté hidratada y flexible. Lo mejor para ello es la manteca de karité, incidiendo más en los talones y por los dedos.

Qué marcas te recomiendo

Te recomendaría que buscaras más que una marca, una persona de confianza que te venda buenos productos. La mayoría de lo que necesitas son ingredientes que no son fácil de encontrar de buena calidad ni que sean puros. Es fácil “engañar” y más ahora cuando está tan de moda la cosmética natural. Suelen vender sucedáneos, aceites esenciales que tienen sólo el nombre y mantecas mezcladas con parafinas y derivados del petróleo.

Para la protección solar me parece imprescindible que sea una marca de filtro solar químico. Personalmente uso Alga Maris. Me encanta su efectividad y sobre todo tengo la garantía que sus ingredientes no dañan ni a mi piel ni al medio ambiente.

Podéis encontrar aquí los productos de Alga Maris en su tienda online: Protector solar Alga Maris

Efectos secundarios

Estos productos pueden provocar reacciones o alergias si no se usan bien o eres alérgico a sus componentes. A pesar de lo que mucha gente cree, la cosmética natural o ecológica así como la convencional, está compuesta de sustancias químicas. ¡Todo en esta vida es química! Los aceites esenciales, en concreto, son muy potentes y hay que mantener unas normas de uso generales: no deben usarse si estas embarazada y, excepto el aceite esencial de lavanda, tampoco directamente sobre la piel sin usar un aceite o manteca portadora.

La protección solar: recomendaciones

  • Úsala siempre, todos los días, aunque esté nublado. Una quemadura solar no solo te puede arruinar parte de las vacaciones sino que es caldo de cultivo de un melanoma.
  • Busca protectores solares físicos. Para distinguirlos respecto de los químicos, solo tienes que ver en sus normas de uso si debes de aplicarla 20 minutos antes de exponerte al sol. Si es así, busca mejor un protector físico. No es solo mejor para tu salud, si no también para el entorno marino.
  • La manteca de karité es un excelente after-sun. Y si te has quemado a pesar de todo, añade un par de gotas de lavanda a la manteca y aplícatela sobre la quemadura. Ayudará a que se regenere y evitará que te duela.

¡Evita estas cremas!

A rasgos generales siempre y en la medida de lo posible, evita todas las que contengan:

  • Parafinas, vaselinas y productos derivados del petróleo. Se ven perfectamente al leer los ingredientes por que suelen aparecer en los primeros puestos.
  • Parabenos: ahora muchos productos ponen que no los contienen.
  • Siliconas: aparecen con las prefijos PEG- o las terminaciones –xane, -cone, -eth.

Para estar cien por cien segura, te recomiendo echar un vistazo a esta página donde puedes consultar cualquier ingrediente que te resulte sospechoso. También puedes imprimir una mini guía solicitándola en mi página web.Es muy útil para poder llevarla en el bolso y consultarla cuando la necesites.

Presupuesto aproximado

Es mejor comprar pocas cosas pero que sean buenas. En cosmética natural es fundamental, contando que hay mucha morralla que de ecológico tiene sólo la etiqueta. Si es un buen producto, cunde muchísimo, ya que se necesita muy poca cantidad. La mayoría de los aceites esenciales se usan en dosis de gotas.

Por eso, contando a partir de la lista de productos que te he recomendado antes, serían unos 40€ . La mayoría de los producos que adquieras, como la manteca o los aceites, cunden tanto que no los gastarás en el viaje. Muchos de ellos se compran en formato grande (a partir de 100ml), pudiendo llevar sólo los 100ml permitidos en los aviones. Por lo que el resto te puede esperar en casa para la vuelta.

Y tú, ¿qué tipo de cosmética utilizas? ¿te llevas muchos botes a tus viajes? ¡Cuéntamelo!

No te cortes, comenta...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: