Diario de viaje de Londres: día dos

Al llegar el último día nos dimos cuenta de nuestro error. Habíamos planeado muy pocos días en Londres. ¡Queríamos más! Así que tuvimos que aprovechar ese día para ver las últimas cosas que más nos apetecían. ¡Vamos a por el último día!

Un desayuno inglés y unos huevos benedictinos, por favor

Ya llevábamos unos cuantos días en Londres y aún no habíamos probado el típico desayuno inglés, así que el último día debía servir para ello. Como os comenté en las anteriores entregas del diario de viaje, nuestro apartamento estaba en el barrio de Kennington, un lugar que, aparentemente, no es frecuentado por turistas. Pensábamos que iba a ser difícil encontrar un lugar para desayunar y que no fuese un timo­, pero al final fue en el mismo barrio donde encontramos algo. A la hora que llegamos sólo había obreros tomándose su desayuno, así que mirad lo turístico que era 😉

Camden Town
Jorge pidió desayuno inglés típico y yo unos huevos benedictinos. En total pagamos unos 14 euros los dos, con café y zumos incluidos.

Una cafetería regentada por una mujer portuguesa y su hija que no sólo hablaba portugués sino también español. Jorge pidió un desayuno típico y yo unos huevos benedictinos, porque a mí la carne, en general, no me gusta mucho. Su desayuno constaba de salchichas, judías, patatas, merluza rebozada, tomates, bacon, huevo y café —6£—. Vamos, casi ná.

Como bolas salimos rodando de allí hasta Leicester Square para coger el metro hacia Camden Town.

Camden Town
Vista de Camden Town y del canal. Se puede apreciar el sistema de esclusas. No dudéis en ver cómo se abren y se cierran para dejar pasar a las embarcaciones.

Camden Town: el mercado callejero más popular de Londres

Camden Town es un barrio situado al norte de Londres y es conocido por ser uno de los mercados callejeros más populares de la ciudad. Se podría decir que es un mercado con muchos sub-mercados dentro. Entre ellos, el más conocido es Camden Lock Market y también el Stables Market.

Camden Town
Este es uno de los pasillos del Stables Market. A los laterales se puede observar las antiguas caballerizas utilizadas ahora como tiendas.

El buen tiempo favoreció que el lugar estuviese bastante concurrido pero aun así nos perdimos por sus laberínticas calles llenas de tiendas de ropa gótica, vintage, steampunk o ciberpunk; artesanías de todo tipo; tiendas de antigüedades y muchos, muchos puestos de comida rápida: china, thai, tejana, italiana, japonesa, todo.

Camden Town
Esta tienda tiene tres plantas y en ella venden ropa y artilugios de estilo ciberpunk, entre otros artilugios y merchandising variopinto.

Una de las cosas que más me gusta de Camden es como algunas de las tiendas son auténticos escaparates llenos de color. Te puedes encontrar tiendas como esta, en la que únicamente se venden lámparas fabricadas con cristal y metal. ¡Yo en casa tengo una y es super bonita! Otra tienda donde también nos entretuvimos estaba relacionada con el mundo hindú y todo lo que vendían procedía de allí. También se pueden encontrar tiendas de ropa militar antigua: con las típicas máscaras de gas de la IGM y todo ese rollo. En fin, seguramente encontrarás mil millones de cosas que nosotros nos perdimos por el camino.

Camden Town
Esta tienda me llamó muchísima la atención. Parecía trasladarte a algún lugar de Asia muy lejano.

Si tienes mucho interés en comprar este tipo de cosas o en probar comidas del mundo, este es tu lugar, sin duda. Nosotros no teníamos intención de gastar dinero aquí, así que decidimos caminar por la orilla del Regent’s Canal.

Paseo por la Little Venice de Londres

Para mí esta es una de las zonas más bonitas de Londres. Se trata de un paseo por las orillas de uno de los canales de Camden en un entorno natural, lejos del ruido y las marabuntas de gente del mercado. El canal todavía es navegable y de vez en cuando puedes ver pasar algún que otro bote. El sistema de esclusas es muy curioso, así que recomiendo que si podéis os quedéis a verlo. Además, muchos de esas embarcaciones son viviendas y las dejan “aparcadas” en la orilla del canal. ¿Os gustaría vivir en un bote? A mí creo que no me convence demasiado…

Camden Town
Esta foto me encanta porque se refleja perfectamente lo que es Little Venice. Un remanso de paz y tranquilidad.

Los alrededores del canal son una pasada. Las casas tienen acceso al canal por los patios traseros y parece teletransportarte a una Venecia londinense. No en vano esta zona es conocida como Little Venice. El camino trascurre algunos kilómetros hasta su punto final. A medida que se va avanzando se puede salir del camino por otros senderos o por algunos puentes. Aquí la gente sale a correr, a pasear al perro o simplemente, a disfrutar de la naturaleza.

El sendero que recorre el canal, como digo, es un remanso de paz de la vorágine urbana de Londres. Pudimos disfrutar de un paseo bajo el sol, de sus reflejos sobre el agua y del verde más brillante de la vegetación que rodea esta zona. Si recorres todo el camino llegarás a Regent’s Park, uno de los parques más grandes de Londres.

Camden Town
Así es cómo nos recibió el canal. De pronto se despejaron los cielos y el sol nos enseñó la mejor cara de Londres.

Cerca de allí —y pegado al canal— se encuentra el Zoo de Londres. Nosotros pasamos de largo y seguimos caminando hasta llegar a un puente por donde se accede a Regent’s Park. Rodeamos el parque por fuera para encontrar la Mezquita de Londres que fue un fracaso absoluto —tampoco sé muy bien qué nos esperábamos— y seguimos nuetro camino hacia el interior del parque.

Decidimos entrar al parque para dar un paseo y para visitar los baños públicos —que podéis encontrar en casi todos los parques o plazas de Londres. Este por 20p—. EL parque es tan grande que parecía inabarcable, pero pudimos disfrutar de un par de lagos que tiene en su interior y, como no, de la gran cantidad de aves que habitan en esos parques.

Camden Town
Uno de los lagos centrales de Regent’s Park.

Frikeando en Baker Street

A las afueras del parque se encuentra Baker Street. Soy una fanática de Sherlock Holmes así que no quería perderme ver en persona la casa donde, en la literatura, habita este detective tan peculiar. El lugar estaba en obras, la calle llena de ruido molestísimo, la acera frente a la casa llena de gente haciéndose fotos y entrando en el museo en el que han convertido el bajo del edificio. Todo en general hizo que se me quitaran las ganasde hacerme una foto. Pero menos mal que Jorge me convenció y, al final, al menos, conseguí formar parte de ese universo literario que tanto me gusta —solo es una foto, lo sé—.

Camden Town
A la izquierda el 221B de Baker Street y a la derecha el museo de Sherlock Holmes.

Primrose Hill. El punto final de esta corta visita a Londres

Nuestro último plan en Londres era algo especial. Queríamos aprovechar el día al máximo y sobre todo, disfrutar del buen tiempo con el que nos estaba despidiendo la ciudad. Nos hicimos con comida para cenar en ese último destino y pusimos rumbo, de nuevo, hacia el Regent’s Park. Rehicimos nuestros pasos por el parque hasta llegar al mismo puente por el que se baja al canal, pero seguimos caminando hacia Primrose Hill.

Conocí esta localización en una serie llamada Sense8 en una escena que podéis ver aquí. Es una serie que me gusta mucho y decidimos acercarnos y disfrutar de unas de las mejores vistas de Londres. Esta colina verde es un lugar frecuentado por jóvenes londinenses —o jóvenes en general— en los días que el tiempo acompaña. Allí estábamos, rodeados de grupos de jóvenes bebiendo botellas de vino —nunca entenderé eso— o cervezas. Nosotros nos dispusimos a cenar mientras el sol iba cayendo poco a poco, y la ciudad, frente a nosotros, seguía en su imparable ir y venir.

Primrose Hill
Para que luego digan que Londres es una ciudad gris. Sí, claro, todas las ciudades son grises cuando llueve y en Londres es que estos días son muy escasos!

Día 3 en Londres

¿Qué lugares no dejarías de visitar en Londres?

2 comentarios en “Diario de viaje de Londres: día dos

No te cortes, comenta...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: